+ 1 (707) 877-4321
+ 33 977-198-888

Todas las estaciones menos una

Primera semana de abril del año 2020 (3º intento) Alias Torlonio
May 9 2020




La resolución del conflicto interno personal, conduce a la resolución del conflicto global”. Lynne MacTaggart*(1)

 

Sinceridad.

 

He de ser sincero o perderé mi salud mental, mi cabezade pintor inadaptado al “medio”; ¿podía ser esto indicativo de adaptación a algún punto extremo del radio social, algún punto que no fuese el medio? Sinceramente, no. Es mi alma quien no se acaba de adaptar al cuerpo, y mi cuerpo quien no se acaba de adaptar a este planeta; en definitiva, quedé inadaptado al medio y a sus extremos; y tal como va transcurriendo la vida, vaticino que esta inadaptación será de por vida. Llevo una vida satelital, habito y pululo solo y siempre, órbitas extrarradiales.

Esto que leen es una confesión sincera, obedecen a que intenté por tres veces escribir lo que sé, de toda esta situación de confinamiento presente, en la que nos encontramos. Dispongo de un montón de información, pero esta es demasiado extraña, bastante bizarra, y en apariencia increíble, si no eres una persona de una flexibilidad y anchura mental proverbiales.

Con sinceridad, he escrito o ensayado este artículo o lo que sea, tres veces, y las tres veces fue rechazado por la revista para la que escribía hasta entonces; la editorial sugería no utilizar términos como el nombre de este “virus”, que entrecomillo por toda la falsedadque rodea a la que considero, la bandera falsa más grande y absurda de la historia humana, porque COVID-19 no es el nombre de un virus, sino de una operación militar; estas siglas en ingles indican, operación (O) cubierta (C) de identificación (I) de vacunas (V); 19 es el año de comienzo. Calibré si aquella sugerencia editorial se podría catalogar,de manera suave e implícita, como censura. Mucho sabemos en España sobre la censura, vimos morir el estado dictatorial de Franco y en aquellos tiempos todo estaba censurado; vimos también nacer algo aún peor, pero entonces lo desconocíamos todo:la gestión de una falsa democracia edificada sobre un engaño constitucional, que con el tiempo, como siempre ocurre en estos casos, fue y seguirá siendo, un auténtico mar de mentiras. Qué fácil resultadecir las cosas más complicadas, si uno atiende solo a los hechos. Mi propia firma, Alias Torlonio, la creé para mipropia seguridad, en los días del último intento de golpe militar en España; entonces era un niño que empezaba a publicar dibujos en una revista muy polémica de gran tirada, mientras me declaraba objetor de conciencia ante unpaís cuyos poderes fácticos se retorcían como intestinos sebosos, en un estado que parecía haberse quedado demasiado pequeñopara la codicia desmedida de tanto delincuente, hasta el día de hoy.Dura decisión para un niño. Así que decidí utilizar esta sugerencia editorial, como algo mucho más útil e inteligente que un simple episodio de censura pasajera; la omisión puede ser una herramienta perfecta, si se utiliza como es debido.   

Estasituación en la que nos encontramos hoy, sin haberlo solicitado, es a la luz del día,un engendro “informativo”, mediático, bíblico por satánico, obsceno, y en apariencia, mundial. Perdón, mundial puede que no, mas bien global. Estamos ante la “pandemia” de los Mass-Media. Nada nuestro. Mi opinión personal es que los “medios de comunicación” han entrado en un estado irreversible de metástasis. Ellos tienen los días contados ¿Pero quién se encarga de contar los días? En casos tan flagrantes, la propia corrupción; la putrefacción hace el conteo inverso, resta.Activemos los antivirus de nuestras mentes y no nos dejemos intoxicar. Os invito a exclamar educadamente,¡ya basta!

Esta mañana traté de hacer, con toda esa información que presumo tener, una narración a modo de fábula. Después de casi dos mil palabras, tuve que dejarlo; ¿cómo fabular con algo que te revuelve las tripas de verdad?, algoque sientes en la entrañas, algo que sabes incomprensible, pero real. En mi narración expuse una sociedad arcaica, aunque avanzada en su organización social, donde todos acaban esclavizados de por vida ypor generaciones, mientras un número realmente escandaloso de sus niños, desaparecían todos los años, sin que el estado diese nunca una explicación a este problema;aún así, los ciudadanos no dejaban de preguntarse:

 

¿Cómo puede ser esto?, o, ¿a dónde van nuestros niños?, y aún, ¿cómo es que nuestros dirigentes no tienen respuestas? Las castas superiores, realeza, sacerdotes, altos mandos militares y del orden, así como sus eruditos, no solo no daban respuestas, sino que criminalizaron socialmente con sus burlas, estas cuestiones; no el caso de las desapariciones, sino la cosa deandar preguntando por ellas.

 

No sé bien por donde atajar tantos desvaríos a los que nos enfrentamos, pero propongo algo que podría ser útil en los días próximos, sugiero queos preguntéis cosas tales como, ¿cuánta gente muere anualmente en la Tierra?, o, ¿cuales son las causas de estas muertes?, incluso, ¿cuántos niños desaparecen en el mundo al año?Antes de ayer el buscador de internet más usado por todos, daba la cifra de 8.000.000, sin embargo ayer hice la misma búsqueda y ya solo eran 500.000 ¿Pueden siete millones y medio de niños desaparecer dos veces? Pues claro que sí, en nuestro mundo eso es, como diría un cura, “pecata minuta”. Aún así, podréis recurrir a estos datos cuando os asalte alguna duda, u os quieran acorralar con nuevas raciones mediático/pornográficas, de más miedo.Sé con certeza que no morimos, ya que con doce años, tras un accidente colosal, me vi fuera del cuerpo y tuve la rara oportunidad de observar todo cuanto aconteció alrededor de aquel cuerpecillo inerte, desde un punto algo elevado, distante en altura e implicaciones emocionales, como un palco de teatro en un ensayo. Pude experimentar Ser, de forma esencial. Esta experiencia por supuesto orientó mi vida, me dio una sabiduría, en apariencia simple; pero era y sigue siendo, la suerte de una certeza robusta, arrolladora; la única verdad que le da sentido al sinsentido; y así, aunque inadaptado, he conseguido pasar por cuerdo entre tanta locura.Como fui obligado a ir a un colegio católico, no pude ni podré, creer en un dios o varios, pero este detalle anecdótico nome ha impedido tener vida espiritual;mis incipientes valores éticos se transformaron en una semillametafísica, y esta pequeña semilla fue desarrollándose hastaconvertirse en el pilar más sólido de mi vida.Además de no creer en la muerte, odio las mentiras, como vosotros, espero; así que por el bien de todos, reunamos datos, atemos cabos juntos, y no permitamos nunca que nuestro enfoque o atención, sea manipulado o secuestrada porquienes no nos aprecian en absoluto; no permitamos más que, aquellos, cuyos intereses van en contra de los nuestros,nos vuelvan a contar cómo son las cosas, qué debemos pensar y cómo debemos actuar. Seamos nosotros, de una vez por todas, los dueños de nuestras vidas, dentro y fuera de nuestras casas; seamos responsables también de nuestros cuerpos; decidamos por unanimidad no enfermar nunca más, y nopermitamos que nadie nos enferme con sus miserias mediáticas, y panorámicas reductoras de la vida,frentea un mundo de abundancia secuestrado y disfrazado de eterna escasez yguerra. Sugiero que expulsemosde nuestras vidas a aquellos que nos culpan constantemente por sus crímenes. Hablo de crímenes de lesa humanidad.

Eltema que nos ocupa hoyes algo que no tiene nombre, ni tampoco forma, y que además no es visible, se trata de un fantasma o unrumor o idea, una idea penosa y lamentable;algo que tú debes rechazar de plano, o aceptar con todas sus consecuencias. Sed conscientes de que hoy solo contamos conel presente. Antes nunca tuvimos un futuro, pero ahora han dinamitado nuestro pasado, el mundo de ayer. No hay vuelta atrás. Este mal amorfo e inhumano, este enemigo tan peligroso y capacitado, queriéndonos poner entre la espada y la pared, en una situación sin antecedentes, nos ha colocado a todos en un punto de poder único. Aprovechemos esta pizca de oportunidad llamada presente, este es el lugar donde todas las cosaspueden ser creadas. Aprovechémoslo.

Una de espías

Limpiando la parrilla de contactos de mi correo electrónico, encuentro en ella a mi gato Gaspar, cuyo nombre completo es Gaspar de la Noche, en homenaje al único libro del poeta Aloysius Bertrand, cuya lectura recomiendo, pues es un tesoro. Recuerdo haber creado hace tiempo un correo electrónico “seguro”, con el nombre de mi gato, por si las cosas se ponían muy feas. El día 1 de abril, abro este correo nunca utilizado y para mi sorpresa, tiene un mensaje desde hace más de un año. El remitente es Alias Torlonio, esto es, yo mismo. Transcribo:

Cada llamada telefónica que hacemos y cada CLICK de cada búsqueda, está siendo computerizada por agencias de inteligencia, oligopolios de la desinformación y redes sociales, para crear perfiles muy detallados de ciudadanos comunes, ¡y aún se jactan de ello! ¿Para qué? CONTROL, este es su único y enfermizo interés: control absoluto de la población. La tecnología SMART, el “internet de las cosas” junto al 5G*(2) son la guinda del pastel para conseguir este objetivo; además de ser extremadamente nociva para la salud, con la frecuencia 5G, pueden manipular literalmente tu conducta y tus estados de ánimo, alterar tu percepción de las cosas y anular tu sistema inmunológico. 5G es un arma militar*(3), no una conexión más rápida para internet. La humanidad está de frente a una distopía tecnológica megalítica. Esta es una batalla contra la humanidad y su LIBERTAD. Nuestra LIBERTAD. Tu LIBERTAD.

Solución > Tirad a la basura toda los aparatos basados en tecnología SMART, que es el 4G, antesala del 5G, y dad marcha atrás ahora. Nada de teléfonos inteligentes, nada de coches inteligentes, nada de electrodomésticos inteligentes, ¡nada de casas inteligentes!; nada que alguien con mayores conocimientos informáticos que tú, pueda manejar sin que tú te enteres. En el 2017 más de 220 científicos de 40 países, pidieron a la U€ que protegieran a los ciudadanos de esta amenaza. Las radiofrecuencias del 5G son responsables de un mayor riesgo de cáncer, estrés celular, tumores cerebrales, cataratas, problemas de piel y endocrinos, problemas de aprendizaje y memorización, daños cardíacos, en el ADN y en el sistema reproductivo, además de provocar trastornos neurológicos.Estas frecuencias de microondastambién impiden a las células absorber oxígeno para distribuirlo por todo el cuerpo.

Con cada decisión diaria tomada, ayudas a balancear a este planeta en una dirección, o en otra. Finalmente eres tú quien decide en qué mundo quieres vivir.


PERDÓN, de momento solo me dejan publicar hasta aquí: otro día trataré de continuar. Continuará...




Artworks Styles : Image - Robbery
Artworks Topics : Birds - Portrait - Wildlife
Artworks Media : Pigments



You don't have flash installed.
EMAIL- EMAIL- EMAIL- EMAIL- EMAIL- * A
File Attachment Icon
T-266398.jpg